Nacho Fernández-Trujillo

Nacho es un joven creativo gaditano estudiante de diseño. En 2016 fundó, junto a Jose Carlos Luna, un estudio de diseño gráfico e industrial llamado Halo Peligro. Desde entonces, se ha adentrado en el mundo del diseño con trabajos relacionados con la música, el arte y la tipografía. Hablamos con Nacho para conocer mejor sus inquietudes artísticas.

"No me gusta hablar de estilo en mi trabajo porque no considero que sea un concepto aplicable en el diseño gráfico ya que siempre está condicionado por el contenido."

¿Cómo empezaste en el diseño?

Prácticamente empecé por necesidad. Cuando vivía en Cádiz tenía un grupo y necesitábamos un logo y hacer carteles. Me instalé Photoshop y poco a poco me fui introduciendo en todo esto. Con el tiempo dejé de tocar pero no abandoné el diseño. Siempre he tenido inquietudes artísticas y me han encantado los ordenadores, así que quizás fuese por eso.

¿Cómo describirías tu trabajo?

Mi trabajo está directamente relacionado con mis intereses. Me centro en tener conciencia histórica para conocer lo que se ha creado anteriormente. No me gusta hablar de estilo en mi trabajo porque no considero que sea un concepto aplicable en el diseño gráfico ya que siempre está condicionado por el contenido.

¿Qué método de trabajo sigues?

Antes trabajaba directamente todo en digital, pero desde hace unos meses, hago bocetos y diseños a mano. Le tengo cierto cariño a tener lápices y a hacerlo en papel porque me parece muy importante y, además, me permite poder escanearlo después para trabajar digitalmente. Estos dibujos me sirven para proyectar la idea y valorar la composición, el grueso del trabajo lo realizo en digital. Con la tipografía sigo el mismo proceso, dibujo algo a mano y después continúo trabajando en Illustrator.

Hace unos años empezaste un proyecto con Jose Carlos Luna llamado Halo Peligro. Publicasteis un zine titulado Tus Muertos. ¿Cómo empezó todo y qué fue de él?

Este proyecto lo hice junto a Jose Carlos Luna. Nos conocimos en un concierto de los Ganglios y, durante toda la noche, estuvimos hablando de sillas. Decidimos hacer algo juntos y así empezó el proyecto. Los dos teníamos interés por lo andaluz y las expresiones típicas de aquí. La idea de Tus Muertos giraba entorno a nuestros fantasmas, reflexionando sobre la influencia de las marcas y el consumo de la sociedad. Lo titulamos así porque es una palabra que se usa mucho en el sur en diferentes situaciones y que tiene muchos significados. Pablo J.Rodríguez (Little) nos ayudó y acompañó en este proceso. Expusimos en la Galería Roja, realizamos la imagen de DMencia e hicimos la escenografía para María Magdalena en la Fashion Week de Madrid, entre otras cosas.

"Mis piezas son fruto de una experimentación o idea que surge a partir de algo concreto y que se mueve por diferentes sitios dependiendo de lo que en ese momento me interese."

¿Planteas tus piezas de forma individual o tienes una percepción de ellas a nivel colectivo?

Mis piezas son fruto de una experimentación o idea que surge a partir de algo concreto y que se mueve por diferentes sitios dependiendo de lo que en ese momento me interese. No tengo un sentimiento unitario, simplemente me centro en diseñar y, cuando veo que algo puede funcionar, lo hago. Sí que puedo ver reflejado en mis trabajos un interés común en aquellos diseños que realicé en un periodo de tiempo determinado en el que investigaba ciertos aspectos que me interesaban, pero no llego a concebirlos como una obra total.

¿Prefieres trabajar libremente o en proyectos establecidos?

Lo veo tan diferente que me resulta difícil elegirlo. Al trabajar en proyectos ajenos se crea una relación que va en la línea de lo colectivo, y es algo que me encanta. Te da la posibilidad de trabajar con otros artistas y siempre es interesante poder hacerlo. Por otro lado, de forma individual, puedo experimentar entorno a las estéticas que a mi me interesan y diseñar a partir de mis gustos aunque, al final, estos trabajos me ayudan a generar ideas nuevas que después puedo aplicar al trabajar para alguien.

Si tuvieses que decir un punto fuerte como diseñador, ¿cuál sería?

Tengo más sensibilidad por la letra que por otros aspectos. Trabajo bien la elección de la tipografía y, aunque lleve poco tiempo, la creación de letras propias. Probablemente este sea mi punto fuerte.

¿Cuáles son tus referentes?

La historia de la caligrafía puede que sea uno de mis referentes más claros. Me gusta mucho el Art and Craft, el diseño suizo de los años 20 y las primeras producciones gráficas digitales de los años 90. Puedo decir nombres como Zuzane Licko y Emigre Studio o April Greiman. También me interesa la producción de tipografías de madera que se comenzaron a usar para publicidad y los rótulos míticos de tiendas como droguerías, farmacias, etc. Evidentemente, también estoy al tanto de lo que se hace ahora y de las estéticas actuales.

"El diseño no es arte, ni siquiera se acerca. El arte no tiene la necesidad de ser entendido."

¿Qué requisitos crees que tiene que tener un buen diseño?

El buen diseño es el que tiene la capacidad de adaptarse a su contexto para ser entendido. No es necesario directamente que la gente lo valore como tal, sino que cumpla su función en el contexto que se encuentre. El diseño tiene que hacer que los elementos de la comunicación estén claros y cumplan su función.

¿Concibes el diseño como algo funcional más que estético?

Creo que lo estético es funcional. Hay mucho debate histórico sobre esto pero, realmente, la separación de estética y función no es realista. Lógicamente, el valor estético tiene un peso importante pero está limitado por la propia funcionalidad ya que es necesario que la gente entienda el mensaje. El diseño no es arte, ni siquiera se acerca. El arte no tiene la necesidad de ser entendido; sin embargo, el diseño tiene exigencias externas que se adecuan a lo funcional y que tiene que cumplir. Además, muchas veces es la estética la que te conduce hacia lo que el contenido representa, por lo que acaba teniendo un carácter funcional.

¿Cómo ves Sevilla a nivel artístico y cultural?

Creo que hace dos años, aproximadamente, hubo un pico de producción cultural en la ciudad bastante interesante. Ahora hay mucha gente haciendo cosas pero no existe una relación entre los creadores. La producción cultural de Sevilla está bastante bien pero me resulta complicado valorar objetivamente la escena de la ciudad. En general, veo mucha dispersión a pesar de tener todos los ingredientes para crear una colectivización y poder dejar de señalar los segmentos que dividen los diferentes movimientos culturales.

¿Crees que hay intrusismo en el diseño?

Creo que no. Considero que hay una equivocación al entender qué es el diseño, al igual que ocurre con todas las disciplinas creativas en las que se dice que hay intrusismo. El verdadero problema es que se tiene miedo a que la gente haga bien las cosas por vocación natural. Cada uno tiene herramientas para expresarse o para hacer lo que quiera, y si lo hace bien, no es intrusismo. Todo esto también lo vinculo al miedo por lo colectivo. Si alguien hace bien algo da igual si es intrusismo o no, lo interesante es juntarse con esa persona y crear un vínculo con el que se pueda aprender y crecer profesionalmente.

También te interesa la fotografía, ¿cómo influye en tu faceta como diseñador?

La fotografía para mí es un hobby. Me gusta hacer fotos y el proceso que conlleva y, además, me sirve para ejercitar la creatividad. Considero que toda persona que se dedique al sector creativo tiene que experimentar otras disciplinas y probar cosas nuevas. La composición, el ritmo y otros aspectos formales básicos, forman parte de un lenguaje común que comparten todas las disciplinas creativas, por lo que siempre se puede investigar desde diferentes ámbitos y enriquecer tu trabajo.

Has dirigido el nuevo videoclip de Morreo, ¿cómo fue la experiencia?

Joseca y Germán, Morreo, tenían la canción grabada desde hacía tiempo. Era verano, estábamos en Cádiz y nos veíamos diariamente. Un día nos propusieron a Adona y a mí dirigir el vídeo, y nos pusimos a trabajar. Aunque la dirección la llevamos Adona y yo de manera oficial, ha sido un trabajo de los cuatro, no ha habido ningún momento en el proceso creativo en el que hayamos estado solos. Nunca había trabajado el vídeo de manera profesional pero creo que ha salido un buen trabajo. Me gustaría seguir haciendo cosas así.

¿Estás trabajando en algún proyecto nuevo?

Ahora estoy trabajando en la tipografía del próximo proyecto de Suzio Tarik. A nivel personal, estoy liado con el proyecto final de carrera y muy centrado en la Escuela.

¿Qué planes de futuro tienes?

Por ahora buscar trabajo dentro del diseño gráfico o en el mundo creativo. Me apetece trabajar en Andalucía, pero si no puede ser, probaré en Valencia.

Instagram - @nachoooft
by Cutre Magazine